Eslovaquia 2-1 España: Batacazo mayúsculo

La selección española cayó frente a Eslovaquia en un encuentro en el que los pupilos de Vicente Del Bosque no fueron capaces de generar peligro.
Eslovaquia 2-1 España: Batacazo mayúsculo

La selección española volvió a sentir algo que no le ocurría desde octubre de 2006. Esa fue a última fecha en la que el combinado español perdía un partido de clasificación. En su visita a Eslovaquia a la selección española le faltó todo y eso se vio reflejado claramente en el marcador.


Vicente Del Bosque salió con un 11 más o menos esperado, lo que no era tan esperado es lo que ocurriría después. Comenzó intentando dominar el equipo español, pero se le notaba que no estaba en el partido, mientras que los eslovacos salieron con las ideas muy claras, dándole un aviso muy serio a los españoles que Iker supo solventar con una gran parada, algo que no pudo hacer minutos después, ya que Eslovaquia consiguió adelantarse por medio de  Kucka con un remate de falta en el que el capitán español pudo hacer mucho más. Con el 1-0 en el marcador, el equipo local se vio muy reforzado, lo que complicó aún más las cosas a los de Vicente Del Bosque.


Los minutos pasaron y se llegó con este resultado al descanso. Tras el descanso España intentó mover más rápido la pelota, buscando descolocar a la ordenada defensa eslovaca, pero no era el día de los centrocampistas españoles y eso se notó. El tiempo pasaba y las esperanzas españolas se reducían, algo que multiplicaba la ilusión de los eslovacos. Ambos técnicos movieron ficha, uno buscando cerrar su defensa y otro ganar profundidad. A ambos les salió bien la jugada, ya que alguna de sus incorporaciones marcó gol.


Paco Alcácer se desmarcó de forma sublime, algo que vio Jordi Alba para ponerle un centro medido que el delantero del Valencia no desaprovechó en el minuto 82. Entonces España se volcó en busca de la victoria, descuidando obviamente su defensa, algo que aprovechó Eslovaquia para marcar el 2-1 definitivo por medio de Stoch en el 86. El electrónico no varió, algo que permite soñar a Eslovaquia y que deja a España muy tocada.