Ley Bosman

Ley Bosman
Es el origen de la ley que permite la libertad de movimientos de futbolistas europeos entre países sin que ello suponga ocupar plaza de extranjero. Jean-Marc Bosman, futbolista belga del R.F.C. Liège, denunció a su equipo por considerar que su traspaso al US Dunquerque francés había sido entorpecido por las normas anticuadas de la Federación Belga de fútbol en derecho comunitario. Así, el 15 de diciembre de 1995, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia en la cual declaraba ilegales las indemnizaciones por traspaso y los "cupos de extranjero" de jugadores nacionales de estados miembros de la Unión Europea. Tras esta sentencia los jugadores de países pertenecientes a la unión europea dejaron de ocupar plaza de extranjero y, como cualquier otro trabajador, podían moverse con libertad dentro de los países pertenecientes a la U.E.