El Real Madrid consigue la Copa de Rey en un partido épico

El partido de anoche entre el Real Madrid y el Barcelona será recordado no sólo por la victoria del equipo blanco, sino también por la rivalidad y el despliegue de fútbol y garra mostrado por los dos equipos. Ninguno dio su brazo a torcer y los aficionados pudieron ver uno de los mejores partidos de disputados por dos de los equipos más grandes del mundo.
El Real Madrid consigue la Copa de Rey en un partido épico

Dos equipos, dos aficiones, dos formas de ver el fútbol y un sólo campeón. La final de Copa del Rey 2010/2011 disputada la pasa noche en Valencia ha sido una de las más esperadas de los últimos años, con un Madrid y un Barça cargados de energía y sabedores de la grandeza de su rival. En un partido en el que ningún equipo dio ninguna concesión al otro, el Madrid logró alzarse con la victoria tras un único gol marcado por Cristian Ronaldo durante la primera parte de la prórroga.

El partido fue lo que tenía que ser: una final. Desde el minuto cero ambos rivales mostraron toda la magnitud de su juego y desplegaron sus tácticas claramente diferentes. El Barcelona, con un control absoluto de la posesión del balón, no pudo evitar que el Madrid creara varias ocasiones de gol en los contrataques, con las las botas de Cristiano Ronaldo como protagonistas. Durante la primera mitad del encuentro el Barça no logró imponer su superioridad técnica y el Madrid se mostró más poderoso, llegando en varias ocasiones a la portería de Pinto con ocasiones de mucho peligro. La más destacada fue un remate de cabeza de Pepe que se estrelló contra el poste.

En la segunda mitad cambiaron las tornas y fue el Barça el equipo peligroso. Con su juego de control, comenzaron a destellear Xavi, Iniesta y Messi y pusieron en aprietos a Casillas en varias ocasiones, pero el portero blanco supo reaccionar y bloquear todos los intentos blaugranas. Otra vez el guante providencial de Iker Casillas imponía su calidad frente a los certeros disparos del equipo rival.

El partido llegó al final sin goles y no fue hasta transcurrida la mitad de la primera prórroga cuando llegó el gol, obra de Cristiano Ronaldo.  Con un remate providencial, logró cabecear el balón hasta el fondo de las mallas de la portería de Pinto, que no pudo hacer nada para detener el balón. Acabada esa prórroga y tras los agónicos 15 minutos restantes de la segunda parte, el árbitro pitó el final del partido conceciendo al Real Madrid el primero de los tótulos de la temporada. Aún queda en juego la Liga, que cada vez está más cerca del Barcelona y la Champions League, donde ambos equipos deberán disputa rla semifinal y quizá uno de ellas se pueda alzar con el titulo europeo.

En cuanto al resto del partido, la lucha y empuje de ambos equipos se mostró en cada jugada, con numerosas faltas y jugadas agresivas que demostraban que los dos querían conseguir la victoria. No le pusieron las cosas fáciles al árbitro de la contienda, pero Alberto Undiano Mallenco demostró que se puede pitar un Real Madrid-Barcelona de forma correcta aún con la presión de más de 20.000 seguidores por cada equipo. El criterio con las tarjetas mostradas no fue el más adecuado, pero acertó en las jugadas más polémicas y discutidas.

Al finalizar el partido todos los jugadores pasaron por delante de su majestad el Rey para recibir los trofeos y Casillas levantó la bonita Copa del Rey. El equipo blanco regresó inmediatamente a Madrid para celebrar con sus seguidores el trofeo conseguido hasta altas horas de la madrugada... ya en plena vorágina de celebración, a Sergio Ramos se le resbaló la copa y fue atropellada por el autobús, que tuvo que ser 'rescatada' por el personal del SAMUR que custodiaba a pie la expeidción blanca.


© elFutbolin.com, 21/04/2011


Otras noticias relacionadas


Ver Todas las noticias de fútbol
Volver a elFutbolin.com