Partido comprado

Partido comprado
Se dice que un partido está comprado cuando las decisiones tomadas por el árbitro no son muy claras o son injustas y suelen favorecer siempre a un mismo equipo.