Dejarse caer

Dejarse caer
Dejarse caer, literalmente, sobre el terreno de juego con la intención de engañar al árbitro para que sancione al equipo contrario con una falta.